07.03.2024 | Eficiencia Energética

Certificados de Ahorro Energético (CAE): Impulsando la Eficiencia Energética

En el continuo esfuerzo por promover prácticas sostenibles y eficientes en el consumo de energía, los Certificados de Ahorro Energético (CAE) emergen como una herramienta clave para incentivar y reconocer el ahorro energético logrado a través de actuaciones de eficiencia energética en diversos sectores como la edificación, el transporte, la industria y los servicios.

Hay que consumir menos y consumir mejor. El objetivo es hacer un uso de la energía lo más eficiente posible . En ese sentido, los CAE, también conocidos como certificados blancos, favorecerán la inversión en medidas de ahorro y eficiencia energética, principalmente en el ámbito empresarial.

Pero ¿qué son los CAEs?

Según la definición del BOE, es un documento electrónico que establece el reconocimiento fehaciente del ahorro anual de consumo de energía final derivado de una actuación de eficiencia energética realizada bien de acuerdo con un catálogo de actuaciones tipo, bien bajo la consideración de actuación singular.

En otras palabras, es un documento que da validez a los ahorros obtenidos por un consumidor mediante una actuación de eficiencia energética.

Las actuaciones objeto de CAEs pueden ser desde cambio de iluminación a tecnología LED, climatización, hasta procesos industriales que supongan ahorro energético o la gestión inteligente de la demanda energética.

En el funcionamiento de los CAEs, aparecen diversas figuras entre las que destacan los sujetos obligados que son los entes que tienen que justificar finalmente la consecución de objetivos de ahorro energético. Por norma general, los sujetos obligados son comercializadoras de electricidad o gas y los operadores al por mayor de productos petrolíferos o de gases licuados del petróleo.

Es importante destacar que los sujetos obligados tienen una obligación anual de ahorro energético a nivel nacional, la cual puede cumplirse mediante la aportación al FNEE o la presentación de certificados de ahorro energético. Además, se introduce la figura del sujeto delegado, quien puede asumir parte de los objetivos de ahorro de los sujetos obligados en el Sistema de CAE, desarrollando o promoviendo actuaciones que generen ahorros en el consumo de energía final.

Los CAE tienen como objetivo permitir a los sujetos obligados cumplir parcial o totalmente con sus obligaciones de ahorro energético de manera rentable, alentando la realización o promoción, directa o indirecta, de medidas eficientes que conduzcan a un ahorro significativo en el consumo final de energía. Estos certificados deben reflejar los ahorros anuales de consumo de energía final derivados de las inversiones realizadas en actuaciones de eficiencia energética, siguiendo los principios y la metodología de cálculo establecidos.

La implantación del Sistema de Certificados de Ahorro Energético ofrece una alternativa al Fondo Nacional de Eficiencia Energética (FNEE), permitiendo acreditar la consecución de ahorros energéticos mediante la presentación de CAE. Esta iniciativa no solo busca incentivar a los sujetos obligados a adoptar medidas eficientes, sino también ofrecer a los consumidores finales la oportunidad de beneficiarse económicamente de estas acciones, ya sea mediante la reducción de los costos de su factura energética o la monetización de los ahorros energéticos obtenidos.

¿Por qué es interesante para el consumidor final?

La buena noticia para el cliente final es que el ahorro obtenido se transforma en dinero que será abonado mediante la transacción de esos CAEs, lo que hará que toda acción de ahorro energético aparte de suponer un ahorro directo en la factura energética se verá recompensado económicamente haciendo mucho más interesante la inversión.

Dentro de cliente final, se encuentran tanto  el sector público como  el sector privado, cualquier empresa del sector industrial, agrícola, terciario o servicios, comunidad de vecinos, etc. Si un cliente realiza un proyecto de eficiencia energética, podrá transformarlo en un CAE y, por lo tanto, obtener una cantidad económica adicional por el ahorro obtenido.

Beneficios del Sistema de Certificados de Ahorro Energético.

 

Los objetivos de implantar un Sistema de Certificados de Ahorro Energético son, además de favorecer el cumplimiento de los compromisos internacionales en eficiencia energética, los siguientes:

–  Flexibilizar el cumplimiento de parte de las obligaciones de ahorro de energía final de los sujetos obligados permitiendo que estos ahorros se consigan al menor coste posible.

–  Monetizar los ahorros energéticos obtenidos por los consumidores finales.

– Generar beneficios no energéticos como el impulso del empleo, la competitividad y la productividad empresarial que derivan de las inversiones en eficiencia energética.

–  Aliviar la pobreza energética.

En conclusión, los Certificados de Ahorro Energético desempeñan un papel crucial en la promoción de la eficiencia energética, alentando la adopción de medidas eficientes y reconociendo el esfuerzo realizado para reducir el consumo de energía. Estos certificados no solo representan un compromiso con la sostenibilidad ambiental, sino también una oportunidad para mejorar la competitividad y la rentabilidad de las empresas, así como para generar beneficios tangibles para los consumidores finales.

En ARSEM estamos preparados para orientarle a identificar las medidas de Ahorro y Eficiencia Energética, gestionar los trámites necesarios para la consecución de los proyectos, asesorarle en la elección y firma del convenio CAE y acompañarle hasta la liquidación final..

Si quiere ampliar información, pinche en nuestro logo y nos pondremos en contacto con Ud. en breve..

 

Compartir:


Buscar

Posts
relacionados

No se encontraron resultados

La página solicitada no pudo encontrarse. Trate de perfeccionar su búsqueda o utilice la navegación para localizar la entrada.

Suscríbete a la
newsletter

Mantente al corriente de las nuevas tarifas. leyes y maneras de ahorro

    He leído y acepto la  Política de Privacidad